Piso Glorias y piso Delta, con capacidad para 3 jóvenes cada uno. En estos pisos acceden los jóvenes finalistas de Putxet y en ellos se consolidan los objetivos y los éxitos iniciados durante la etapa anterior. No hay presencia permanente de los educadores y los chicos viven en régimen de semi-autonomía, manteniendo todavía vínculos de tutoría con sus referentes anteriores de la Fundación. El trabajo, el ahorro y la vida en autonomía adquieren en este momento su verdadero valor.